Jueves 25 de Junio de 2020
Mediante las obras de desazolve emergente en el río Pitillal
La prioridad es salvaguardar vidas y patrimonio: Dávalos
• El alcalde vallartense informó que se han aclarado dudas y limado asperezas sobre este proyecto, y se ha hecho el compromiso de llevar a cabo una restauración y reforestación de la zona

Las obras mitigación y prevención que se llevan a cabo en el río Pitillal, son acciones emergentes que se tenían que realizar, debido a la gran cantidad de azolve que con los años se acumuló por falta de mantenimiento, y que ya representaba un riesgo para la población, señaló el presidente municipal Arturo Dávalos Peña, en el marco de la sesión ordinaria de Ayuntamiento celebrada este jueves.

Previo a una explicación detallada de los trabajos por parte del subdirector de Protección Civil y Bomberos, Adrián Bobadilla García, a inquietud de algunos ediles que reconocieron la importancia de estas obras y que en su opinión solo faltó socializar, el alcalde reiteró que la prioridad es salvaguardar vidas y el patrimonio de la gente, por ello se decidió iniciar con el desazolve en este tramo del río donde ya era necesario, una vez que se cuenta con la autorización y los permisos correspondientes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Semarnat, Profepa, Protección Civil del Estado y municipal, los cuales se solicitaron desde 2017 y 2018.

“Esto no se hizo nada más porque se nos ocurrió, desde la administración pasada lo solicitamos y apenas en esta lo autorizaron para hacer el desazolve emergente, por la cuestión de riesgo de que se nos pueda inundar esta zona como ocurrió en años pasados”, comentó.

Dávalos Peña recordó que desde el reencauzamiento del río en el año 2000, tras las inundaciones de 1998, no se daba mantenimiento al nuevo cauce y con el paso de los años fue acumulando azolve y el crecimiento de algunos árboles (sauce llorón) y maleza que se dieron de forma natural en temporada de secas, formando islas en medio del río y que servían como represa, por lo que fue necesario retirarlos y se ha hecho el compromiso de llevar a cabo una restauración y reforestación en esta zona.

En su presentación, el subdirector de Protección Civil y Bomberos, mostró imágenes de cómo se fue transformando el lugar y el riesgo que presentaba ya el acumulamiento de azolve en algunas zonas del río, sobre todo a la altura del puente de la avenida Francisco Medina Ascencio, donde el material cubre parte de la estructura y requiere ser retirado.

El alcalde reconoció que quizá hubo malos entendidos acerca de estos trabajos, que algunas personas capitalizaron con otros intereses, pero ya se limaron asperezas y se ha dado el acercamiento con algunas instituciones como la Universidad de Guadalajara, ecologistas, ambientalistas, expertos y agrupaciones, para explicarles el proyecto y aclarar dudas, pero sobre todo que no se repita lo que ya sucedió antes.

“Este es un trabajo que estamos haciendo en conjunto con Protección Civil del Estado y Municipal, Semarnat, Conagua, expertos, Semadet; aceptamos sus propuestas, habrá una restauración, una reforestación, pero ahorita lo prioritario es limpiar el cauce para no tener afectaciones durante el presente temporal de lluvias”, reiteró el munícipe.

Aprovechó para informar que se tiene el proyecto de crecer y mejorar la ribera del río Pitillal por el bordo del lado sur y terminar de acondicionar el tramo faltante del parque lineal del bordo norte, con mejor iluminación, para que la gente vaya a caminar, ejercitarse o pasear en bicicleta.


Publicado el día: 25 de Junio de 2020